Entradas populares

Páginas vistas en total

lunes, 12 de julio de 2010

¿Serà amor o enamoramiento?

Cuando a alguien le atrae otra persona de inmediato piensa que está enamorado y utiliza la palabra amor para definir esos sentimientos, pienso que es un error en el que se cae fácilmente ya que pocos conocen la diferencia entre amor y enamoramiento. El enamoramiento se puede definir como un estado mental alterado en el cual hay un desenfoque de la realidad ya que esta es sustituída por una total idealización del otro. En el enamoramiento se borra la objetividad, los defectos no existen y alguien común pasa a ser visto como el más chispeante, gracioso, vivaz, inteligente, brillante, hermoso, sincero, honesto y una lista interminable de atributos imaginarios. La persona que provoca esa sensación puede ser alguien que se acaba de conocer o con quien se tiene una relación laboral, de estudios o de amistad sin haberle prestado atención anteriormente. Por diversas causas de pronto ese hombre o esa mujer pasa a ser el eje en torno al cual girará la vida del enamorado y mientras le dure el embelesamiento no tendrá ojos para nadie màs.

Sin embargo el amor verdadero y maduro significa unión, pero conservando ambos la propia individualidad. El amor verdadero sería la combinación de deseo, ternura y amistad.
Una pareja se une por la presencia de estos tres elementos y sus momentos de felicidad se deben al equilibrio de estos mecanismos psicológicos. Cada uno de estos factores es una parte primordial de lo que conocemos como "Amor Verdadero", basado en la libertad. La envidia, los celos, la ambición, son pasiones y el amor no es una pasión es una actitud, una capacidad humana, no compulsiva. No es un arrebato súbito sino una disposición permanente que consiste más en dar que en recibir.
Y dar no significa renunciar o privarse de algo, sacrificarse ni empobrecerse, sino que constituye la más bella expresión de poder que produce felicidad y vitalidad.
Aunque no se trata de darse mutuamente cosas materiales solamente sino de darse también la propia vitalidad, lo que está vivo en cada uno, su alegría, su interés, su comprensión, su conocimiento, su humor, su tristeza y todas las expresiones propias de cada uno.

1 comentario: