Entradas populares

Páginas vistas en total

miércoles, 21 de julio de 2010

"A veces la nostalgia es una extraña caricia a nuestro corazón"


A menudo es bueno echar la vista atrás y recordar aquellos años en los que despertabamos al amor, quién no recuerda su primer amor, ese que le dejó tanta huella que ni el tiempo logró borrar….Ya han pasado muchos años desde esos primeros amores de juventud, ...y en alguna ocasión, estoy convencida, que hemos pensado en aquella persona que por entonces nos hizo vibrar por primera vez....y hemos pensado qué sería de ella, por donde andaría, si le habría ido bien en la vida......lo que nos gustaría volver a verle o verla.....sin nada más...

Creemos que era “perfecto" aquel amor, porque nuestro cerebro ha ido debilitando los malos recuerdos que teníamos de el (su genio cuando algo le molestaba, por ejemplo) y realzando los buenos (sí, ¡esos!). Y lo mismo ocurre con todos los hechos del pasado.Como en tantas otras ocasiones, la flexibilidad del cerebro ha sorprendido a los investigadores. En diferentes etapas de la vida, la mente utiliza estrategias distintas. Cuando somos jóvenes, tenemos una memoria casi perfecta, porque necesitamos aprender cuáles son las cosas que nos dañan para poder evitarlas. Este sistema que hace posible que no tropecemos dos veces con la misma piedra deja de ser importante cuando somos adultos o ancianos, ya que se supone que hemos aprendido a esquivar la piedra que nos hizo caer. El recordar el dolor de la caída solo nos haría infelices, sin aportar casi nada a nuestro bagaje intelectual. En lugar de ello, nos quedamos con la idea central “evita la piedra”, en lugar de mantener vivo el dolor. Interesante, ¿verdad?

Cuando lo real ya no es lo que era , a veces la nostalgia asume su pleno significado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario