Entradas populares

Páginas vistas en total

domingo, 30 de mayo de 2010

LA ILUSIÓN


Todos los momentos que vivimos cuando somos niños,(un juguete nuevo, un cromo para la colección, un día con mamá y papá, una golosina, las Navidades, los tíos, los primos) llenan cada segundo nuestra imaginacion, iluminan nuestra mirada con destellos que solo la infancia posee.

La vida es un camino lleno de proyectos, es como una escultura que vamos esculpiendo con nuestras manos, con nuestros sueños, con nuestras fantasias, con nuestra mirada...no será la misma de cuando eramos niños, pero no querría abandonar nunca esa parte que me queda de la infancia y me gusta soñar despierta, vivir ilusionada con cosas, con situaciones ,porque cada noche me gusta dedicar un tiempo a este mundo de fantasía.

Gracias a que tenemos ilusiones somos capaces de realizar actos que creíamos improbables o poder realizar los que ansiábamos. Hay que decir que el hombre precisa absolutamente de la ilusión para poder vivir. Todos los días vivimos ilusiones.

El Psiquiatra Enrique Rojas afirma que" tener ilusiones es estar vivo, programar objetivos, tratar de sacar lo mejor de cada uno, crecer ante las dificultades y llegar a esa cima ideal". "La ilusión ", comenta, "constituye la dimensión esencial de porvenir "

Yo soy de la opinión de que las personas mueren cuando pierden la ilusión por vivir.

Cuando lo pasamos mal por algo, hacemos todo lo posible por tratar de que eso no vuelva a suceder, por lo que contribuimos al desarrollo de nuestra personalidad ("El sufrimiento es algo necesario para la maduración", dice Rojas)

La felicidad no depende de la realidad, sino de la percepción de la realidad que uno hace. Es que todo depende del punto de vista con que se mire, ya que si somos optimistas, en nuestra memoria quedarán tan sólo los buenos recuerdos (los que nos hacen realmente felices), dejando a un lado los malos porque es una forma de educar nuestra mirada hacia lo positivo.

Un psicólogo que sobrevivió a los campos de concentración nazis, Viktor Frankl, en un libro donde cuenta su experiencia dice: "para ser capaces de enfrentarnos a la angustia, al dolor, o simplemente, al cansancio , los seres humanos necesitamos encontrar un sentido a lo que hacemos. Lo contrario es un sentimiento de absurdo, de incomprensión, de sinsentido".

Quien encuentra el verdadero sentido de vivir nunca se sentirá defraudado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario