Entradas populares

Páginas vistas en total

miércoles, 30 de junio de 2010

¡COMO DISFRUTO ESCRIBIENDO!


Pasamos horas y horas hablando con amigos, parejas, familia y al final todo queda en ese momento. Me doy cuenta , en muchos casos , que fué tiempo perdido. Me duele pensar que fué tiempo perdido, porque no me gusta perder el tiempo. Pero ¿porqué digo que fué tiempo perdido? Porque al final todas las palabras de aquellas conversaciones se quedaron en el olvido.
En muchas ocasiones se mal interpretaron y en otras fueron sólo palabras.
Siempre te surge la duda si quedó algo en las personas, de aquellos diálogos, si fué sólo y exclusivamente un pasatiempo, una diversión o una ficción en la demostración de un interés por lo que hablábamos.
Escribir es otra cosa. Escribir es un descanso para la mente y un bálsamo para el corazón. Es como cuando nos desahogamos con un amigo, aunque en este caso, nuestro amigo estará siempre disponible para nosotros. Es también una manera fácil y rápida de conectar con nuestro interior, de conocernos y reconocernos, de aprender a saber lo que queremos y lo que no.
El tiempo es todo tuyo, decides lo que quieres decir, cuando te interesa y como te interesa, trasladas lo que sientes y queda ahí impreso. Y después, cuando releemos lo escrito, es siempre un reencuentro. Es como mirarnos en un espejo donde vemos nuestro estado de ánimo que seguramente se refleja en lo que escribímos
Ya no hay disculpas, mal interpretaciones, olvidos.

TODO QUEDA ESCRITO

No hay comentarios:

Publicar un comentario