Entradas populares

Páginas vistas en total

miércoles, 2 de junio de 2010

Infidelidad, deslealtad : Es un daño que nos hacemos a nosotros mismos y no a nuestra pareja, amigos, familia

Puedo decir con seguridad que uno de los momentos en que una persona se siente más frustrada, es cuando no es fiel a si misma. De hecho tiene que ser frustrante tener un objetivo y no cumplirlo por culpa propia.
Esta actitud es ambigua: Por un lado, se muestra una personalidad poco segura de sí. Por otro lado…es un acto egoísta.
Es lógico que asociemos la infidelidad con la pareja, el hecho de serle infiel a quien amamos.
En el amor, debería darnos lástima…vergüenza…pudor…y una sensación de impotencia poco comparable con otros sentimientos en vez de sentirnos orgullosos a la hora de prometer amor…(o demostrarlo al menos)…y luego actuar de manera infiel .
En el plano afectivo, no he sido infiel. No es mi estilo. Cuando miro a alguien a los ojos y le digo que lo quiero, o que la quiero en caso de una amiga, un familiar, soy 100% fiel a eso.
Pienso que un sentimiento de fidelidad, es aquel que hacemos por propia voluntad, no aquel que usan muchas personas cuando dicen:…no…no puedo hacer esto o lo otro porque tengo novio/a estoy casado/a….o lo que fuere .
Una persona poco valiente es aquella que, en lugar de enfrentarse a la situación diciendo, no te quiero más, se cree que es más superior por estar con otra persona y ser infiel a aquella persona que con total descaro la miran a los ojos y le dicen, por ejemplo, “te amo”……..¡Sabrán lo que dicen!……
Jamás podría mirar a alguien a los ojos y decirle: te quiero y a sus espaldas, actuar al contrario.
Es tan horrible como si fuera de mi casa fuese una persona muy amable y al llegar a mi casa me convierta en un monstruo. ¡¡¡¡¡¡¡¡Es preferible que uno sea siempre un monstruo!!!!!!!!. Si es esa tu verdadera forma de ser ¿para que fingir?, date a conocer como eres y seguramente alguien te querrá.
Yo soy libre de querer a quién quiera, cuánto y cómo quiera. Pero si hay algo, sobre lo que no tengo el más mínimo derecho, es sobre los sentimientos de los demás. Herir a los demás sería herirme a mi . ¡Y sé cuanto duele ¡
Creo que debe de ser muy doloroso sentir culpa. ¡Tiene que ser horrible!
Soy feliz como soy, de verdad, Quizás por educación, algunos dirán : "porque pareces Madre Teresa de Calcuta”(con ironía)…Os puedo asegurar que la opinión de la gente solo me importa cuando es constructiva, si es destructiva, no es una opinión, para mí es una calumnia y yo no acepto que me calumnien.
Prefiero que me quieran como soy o de lo contrario que no me quieran, ellos verán. Yo sé cuanto tengo para dar…y sé hasta donde. Pero también sé, que cuando no se puede más es mejor parar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario