Entradas populares

Páginas vistas en total

lunes, 14 de junio de 2010

Como superar los complejos



La historia de un amigo

"Cuando era pequeño tuve que aprender a superar el complejo de tener la cabecita pequeña y las orejas grandes, a pesar de todas las burlas de todo el mundo.
También siempre he sido muy blanco de piel y aprendí a que no me pareciese mal cuando la gente me llamaba "blanquito" o "lechoso".
Luego en la pubertad ya tenía un pelo finisimo y con poca densidad, por lo que tambien tuve que aprender a relajarme para poder ir a la piscina o salir los dias de lluvia y viento con mis amigos.
Aprendí a superar todo eso y me fue bien, hasta ahora (26 añazos), he tenido una vida genial despreocupándome todo lo que podia de esas cosas...
Pero ahora estoy viendo claramente que seré otra bolita de billar más en el mundo, solo que blanquita y con unas orejillas respingonas... llevo un mes con mucha ansiedad, he perdido 5 kg (se me olvidaba, tambien tenia el complejo de ser delgado), pero ya estoy aprendiendo a superarlo...
Lo unico que quiero decir con esto, es que se que lo tendré más dificil que las personas con pelo para conseguir muchas cosas, pero todo se limitará a eso, a tener que luchar más por todo, y si tengo que luchar mas, pues lucharé mas, y tambien aprenderé a superarlo igual que me pasó anteriormente, igual que hareis todos los que ahora estais sufriendo por esta estupidez"

Los complejos suelen tener su origen en la infancia, se afianzan en la adolescencia y, si no se superan, se manifiestan abiertamente en la edad adulta.Se los puede entender como percepciones distorsionadas o imágenes exageradas de uno mismo que se originan al compararnos con otras personas, o con modelos que la sociedad impone.
Es necesario, primeramente, descubrir las causas del complejo y autoconvencerse de que el complejo puede ser vencido.

¿ Que puedes hacer para superarlos?
No busques la aprobación de los demás. Actúa de acuerdo a tus valores y tu forma de ver la vida. No tienes que gustarle a todo el mundo ni sentirte mal porque piensas o eres diferente al resto.

No te subestimes ante los demás. Resalta siempre lo mejor de ti, teniendo en mente que nosotros transmitimos todo lo que pensamos y sentimos sobre nosotros mismos.

No vivas de apariencias. Acéptate primero tal y como eres y luego proyecta tu verdadero yo al mundo, sin tener en cuenta lo que piensen los demás. Una vez que logres esto, no necesitarás vivir de apariencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario