Entradas populares

Páginas vistas en total

jueves, 10 de junio de 2010

Los adultos incapaces de crecer......

El síndrome de Peter Pan se caracteriza por la inmadurez en ciertos aspectos psicológicos y sociales. Las personas con este síndrome, son adultos sólo en apariencia porque su actitud continúa siendo la de alocados niños y adolescentes que no se responsabilizan de sus actos. La personalidad en cuestión es inmadura y narcisista.El sujeto crece, pero la representación internalizada de su yo , es el paradigma de su infancia que se mantiene a lo largo del tiempo.
Usualmente estas personas parecen ser seguras de si mismas e incluso arrogantes; sin embargo, esto es solo una coraza para ocultar sus verdaderas inseguridades e indecisiones.
Estas personas se esconden detrás de excusas o mentiras en aras de disimular su incapacidad para crecer; suelen hablar de fantásticos proyectos, negocios increíbles, grandes aventuras amorosas… Estas fantasías (mayormente imposibles de cumplir) les permiten eludir sus responsabilidades y poder culpabilizar a los otros de las cosas negativas que les ocurren.
Las personas que padecen el síndrome de Peter Pan o de Inmadurez Emocional son incapaces de crecer, y su alegría y seguridad suelen ser una máscara que esconde su inseguridad y temor a no ser queridos. Aunque difícil de solucionar porque es un problema que no reconoce quien padece el trastorno, puede superarse con terapia psicológica y ayuda de sus parejas o familiares.
Las características de un "Peter-Pan" incluyen algunos rasgos de irresponsabilidad, rebeldía, cólera, narcisismo, dependencia, negación del envejecimiento, manipulación, y su actitud se centra en recibir, pedir y criticar pero no se molesta en dar o hacer. Esto hace que viva centrado en sí mismo y en sus problemáticas sin preocuparse demasiado por lo que le sucede a las personas a su alrededor. Considera que el compromiso es un obstáculo para su libertad. No adopta la responsabilidad por sus actos mientras que los otros deben hacerlo por él. Se siente permanentemente insatisfecho con lo que tiene pero no toma iniciativas para intentar solucionar su situación. En palabras sencillas diríamos que es una persona que lo quiere todo pero no desea esforzarse para lograrlo.
En ocasiones los que padecen este síndrome acaban siendo personajes solitarios. Con escasa capacidad de empatía o de apertura al mundo de los "grandes", al no abrirse sentimentalmente, son vividos como individuos fríos o no predispuestos a darse, lo que vuelve como un "boomerang" a través de la no recepción de entregas o muestras ajenas de cariño.También se dice que este padecimiento se da por no haber vivido una infancia normal, porque hayan trabajado desde muy pequeños o por muchas otras razones. El síndrome de Peter Pan puede darse en ambos sexos, aunque es más frecuente entre los hombres.

2 comentarios:

  1. Me han dicho de un chico que ha estudiado la carrera de telecomunicaciones en 5 años, vamos que año por año. Sin embargo ha empleado otros 3 años en hacer el proyecto final que normalmente se hace en 5,6 meses sin haberlo aun terminado.
    Un claro ejemplo de sindrome de peter pan. Le daba miedo su entrada a la vida laboral y se ha estancado en un simple proyecto.
    Muy bueno el articulo.
    Un besin.
    Marco

    ResponderEliminar